Grab the RSS feed

Satanás, Supay, fuego....la SALAMANCA


La Salamanca


El fuego abrazador de la (*)SALAMANCA nos está llamando...

No es el calor del verano, son las llamas que se avivan cada vez más, porque los diablos del baile, chacareras y vidalas nos buscan a vivir cuatro día música...

Vamos a quedar prendados como la Telesita entre sus llamas, meta danzar y danzar...






(*)LA SALAMANCA:
El Súpay
(diablo) y sus adeptos viven en la Salamanca. Esta es una cueva que esta en la espesura del monte , allí donde se pierde la orientación y el monte parece igual en todos los sentidos. Tiene una entrada secreta, semioculta entre las breñas, guardada por feroces animales.
Hemos podido recoger dos versiones de la Salamanca: una que suponemos es de origen hispano-aborigen, y otra que podríamos llamar oriental, que las cuenta Alberto Gerchunoff en su obra “Fábulas del antiguo Tucumán”. La primera dice: que a la cueva de la Salamanca van quienes quieren hacer un pacto con el Diablo. Pero Súpay solo acepta a los mas fuertes y corajudos, y es por eso que les impone a los iniciados una serie de pruebas. En ellas probarán su apostasía (deben escupir a Cristo y cachetear a la Virgen), su coraje (no deberán sentir miedo mientras dure la iniciación) y su habilidad y destreza física. Si el aprendiz de brujo logra superar todas estas pruebas, recién podrá conocer los secretos de la magia negra y por ende tendrá poder y riqueza.
En la Salamanca se vive un eterno jolgorio .Las brujas y brujos se regodean allí en lujurioso frenesí. Allí se canta, se baila, se encuentra toda clase de placer, allí donde no hay que temerle a víboras, arañas, ni sapos, y donde hay un constante sonar de música.
En ella se da la eterna lucha por lograr su finalidad, aún cuando pueda perecer en el camino. Llegar al centro del laberinto tiene su premio: la sabiduría y el poder eterno. Pero el camino no es fácil, está plagado de acechanzas. Y ese centro mítico tiene dos versiones: puede ser la Salamanca, donde lo esperará el Diablo, o puede ser el Paraíso, morada celeste de Dios. Fuente: Diccionario de Mitos y Leyendas

3 comentarios:

  • La candorosa dijo...

    Interesante el relato de la "Salamanca"!!!

    Ahora entiendo lo de estos calorones!!jajaaa

    Abrazotes!

    Calavera dijo...

    ¡Uy qué ganas de ir!

    Radios Varios dijo...

    Allá vamos Salamanca, parate de puños...Ia Veo

  •