Grab the RSS feed

diablo y alcohol...el comienzo

"Es raro dijo ella -dijo ella-. Quisiera volver a la costilla dentro de tu cuerpo, regresar a la costilla donde salí. Quisiera que desapareciera la piel que nos separa.
Él sonrió y la apretó más fuerte contra su pecho. También él quería lo mismo, dijo, tocándole el hombro con los labios.Eva sonrió. Tomó la mano de Adán y fue llevando sus dedos uno a uno dentro de su boca, apretándolos, succionándolos. Tenía aún el sabor del higo prohibido alojado en la piel salada. Él la miró fascinado con su ocurrencia, percibiendo en sus dedos el calor suave y líquido de su boca como un molusco acuático. ¿Tendría Eva el mar dentro de ella? ¿Lo tendría él también? ¿Qué era, si no, esa marea que sentía urdir de pronto en su bajo vientre, que le subía desde las piernas reventando en su pecho, haciéndolo gemir?
Apartó la mano de la sensación intolerable y metió su cabeza en la curvatura del cuello de Eva. Ella levantó la cabeza y suspiró y al hacerlo irguió el cuello. Él vio sus ojos cerrados y pasó sus manos suavemente por los pechos de ella, maravillado por la tersura, el color y el tacto de las pequeñas aureolas rosadas que, de pronto, se endurecían bajo sus manos, igual que la piel yerta de su pene que, súbitamente y como movido por una voluntad propia, había perdido su lasitud habitual para erguirse como un dedo desproporcionado y señalar inequívoco el vientre de Eva. Ella, con el cuerpo tenso, dejó libre su deseo de lamer a Adán todo entero. Pronto eran, sobre el suelo de la gruta, una esfera de piernas y brazos y manos y bocas que se perseguían entre quejidos y risas contenidas, y así se exploraron tanteándose para conocerse y maravillarse sin prisa de cuanto sus cuerpos de pronto desplegaban las recónditas humedades y erecciones insólitas, el efecto magnético de sus bocas y sus lenguas mezcladas como pasajes secretos por donde el mar de uno reventaba en la playa de la otra. Eran ya dos sudorosos hervores cuando Adán sintió el impulso irrefrenable de sembrar el brote vertical que se alzaba ahora en su centro dentro del cuerpo de Eva, y ella, dotada al fin de conocimiento, supo que debía abrirle camino a su interior, que era allí adonde apuntaba la sorprendente extremidad que le había aparecido a Adán entre sus piernas. Por fin uno dentro del otro, experimentaron el deslumbre de retornar a ser un solo cuerpo. Supieron que mientras estuvieran así, nunca más existiría para ellos la soledad. Aunque les faltara las palabras y se hiciera el silencio en sus mentes, podrían estar juntos y hablarse sin necesidad de decir nada. Pensaron que, sin duda, era éste el conocimiento que la Serpiente les anunció que poseerían al comer la fruta del árbol. Meciéndose uno contra el otro, volvieron a la Nada  y sus cuerpos, desbordados al fin, se recrearon para marcar el principio del mundo y de la Historia."

Fragmento del capitulo 5, "EL INFINITO EN LA PALMA DE LA MANO", de Gioconda Belli. Premio Biblioteca Breve
¿Habrá sido así la primera vez? 

8 comentarios:

  • ganesha dijo...

    FABULOSO! REALMENTE MUY BUENO , Y CON NIVEL.
    PARA MI SI !! ESA FUE LA PRIMERA VEZ!!

    SALU2 Y REYES

    amaliovilla suelto de lengua dijo...

    oh! cómo me hubiera gustado escribir así! (¿a quién no?)

    sin embargo, sólo me salió esto: http://amaliovilla.wordpress.com/2008/12/07/la-caida/

    La candorosa dijo...

    Bello texto!!! Colmado de sensibilidad!!!

    Gracias por traerlo para nosotros a su blog!!

    Saludos!!!

    Julia dijo...

    Maravilloso torrente de palabras, aún tengo las mejillas rosadas,jajaja.
    Genial lectura,como elixir para los oídos, creo que me leere el libro completo.

    La Dueña dijo...

    Esta novela es pues una puesta en escena de esa primera relación entre un hombre y una mujer que, tras descubrir la vida se dan cuenta de que los han condenado a muerte, que sólo reproduciéndose accederán a un remedo de inmortalidad, y que para sobrevivir tienen que comer y por ende, matar. Es drama pero es también celebración de la existencia, de las diferencias de cada uno y de las posibilidades de crear y evolucionar que son intrínsecas a la naturaleza humana.
    Esto dice la sinopsis de la contratapa del libro del libro.

    Es el último libro que leí en el 2.008 y para mí merecía un comentario en mi blog. Nos da una posible visión de lo que fue la vida de estos personajes. Algo curioso pero creo que más factible, ella describe al "árbol del conocimiento del bien y el mal" como una higera, la fruta prohibida es un higo, no como usualmente todos nos imaginamos como una manzana.
    Les dejo un video de una entrevista que le hicieron en Cara a cara de CNN+

    Willowcita dijo...

    yo estoy leyendo Fantasmas en el parque de Maria Elena Walsh.
    muy recomendable.

    Victor dijo...

    uy... me impresioné! (el erotismo no me erotiza, prefiero la acción) Ingenioso el relato y bien escrito.

    ...

    Ah! me olvidaba que lindo quedo tu "bolck" realmente.

    besos

    La Dueña dijo...

    Willowcita: lo tendré en cuenta para mi próxima compra literaria.

    Victor: gustos son gustos. Gracias por lo del "block" sic!

  •